lunes, 22 de febrero de 2010

De Irene: Inseguridad compartida...


((Este poema nos lo ha enviado Irene Alexander, una chica de 23 años que recientemente me mostró sus trabajos, yo no soy una experta, pero los escritos que mueven algo en tu interior, son los que finalmente valen la pena, disfrutenlo y espero sus críticas))

...Hoy mientras me miraba al espejo
decidí que lo que veía no me gustaría,
para toda la vida.

Pensé que estaba loca
y que mi autoestima decaía, pero la realidad
es que hay días en que nos gusta lo que vemos
fuera y dentro de nosotros.

Hoy, mientras comía
supe que mi cuerpo lo resentiría,
pero no me preocupo, porque la
calidez con que el estomago responde después
es inmesurablemente incomparable.

Creí saber el motivo de mi felicidad
cuando sonreía al viento, pero realmente
las hojas vuelan y provocan mi cosquilleo.

Hoy, mientras caminaba a la par de la marea
comprendí que no sería por un largo tiempo
que debía regresar a mi hogar y encontrar
cualquier cosa allí: felicidad o no.

No hay más: Mi hogar es mi hogar.
Y mi alma vive dentro de este cuerpo.
Este cuerpo que me da sensaciones gloriosas
que me hace en veces insegura, pero
que sin el no podría moverme a través del universo.

Hoy mientras escuche tu voz
agradecí el que no fueras otra mitad que
me complementará, sino un ser entero
que al igual que yo esta en busca de una esencia
que se escapa tan fácil de los dedos como el agua.

Parece muy lejano aquel dia en que nos conocimos,
pero al soportarme no he sentido
más que alivio.

Hoy mientras percibia tu inusual aroma
cada poro de mi piel se deleito, te bese
apasionadamente y culminé el acto del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails