jueves, 7 de enero de 2010

Reflexión #3: Sin sentido alguno.

Nota: Esta reflexión puede o no confundir al lector, bueno, al fin y al cabo esa es la intención.

Sin sentido alguno.

Serie de hermosas castañuelas renacen de la nariz, sabiendo que la estoica ciruela, se pudre sobre ti.

Estaño que tiene la fuerza de hacer infeliz mi salud infantil.

Somos el mar del desafío sin sentido.

Seremos el perpetuo resplandor de la mitad del mundo.

Conoceremos distintos relieves de la tierra en que nacimos.

Afrontaremos los distintos niveles para ser peregrinos.

Sin sentido alguno saldremos adelante.

¡OH! Humanidad indocta que reta la realidad y la pluralidad.

Soy, no soy, pero al fin y al cabo seré para los demás.

Helado suelo que mi rostro ha sentido, seremos más que tú.

Pensamos más que las águilas en sus respectivos nidos.

Creemos que lo hacemos cuando la realidad es que: no existe lo real.
Desesperación y alivio, porque son los últimos versos de este martirio que sin sentido alguno ha existido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails